Blogia
BLOG DEL LAICADO TRINITARIO DE VALDEPEÑAS

Nuevo Ministro General en la Orden Trinitaria.

Nuevo Ministro General en la Orden Trinitaria.

Nacido en Kerala (India), el padre Joseph Narlaly ha sido elegido en la mañana de hoy Superior General de la Orden Trinitaria en el capítulo general que se celebra en la ciudad de Moramanga (Madagascar). Sustituye en el cargo al español padre José Hernández Sánchez, que finaliza doce años de mandato.

Joseph Narlaly es natural del pueblecito de Karoor, estado de Kerala (India), donde nació hace cincuenta y tres años, en el seno de una humilde familia agrícola productora de plátanos. Ingresó en la Orden Trinitaria en la provincia americana de Estados Unidos, hizo su noviciado y profesión simple en Pikesville (Maryland), emitió sus votos solemnes en Roma, siendo ordenado sacerdote en su pueblo natal. Es licenciado en teología y derecho canónico por la Universidad de Santo Tomás de Aquino (Angelicum) de Roma, y maestro de espiritualidad. Habla inglés, italiano, español, hindú y maratí. Es un gran conocedor de España, con particular aprecio por las ciudades clásicas de Segovia, Toledo, Ávila, y Salamanca, entre otras; conoce un buen número de monasterios contemplativos de España, los trinitarios particularmente y es un gran admirador de la figura de San Juan de la Cruz. Hasta ahora era Vicario General de la Orden y presidente del Secretariado Trinitario de Formación. Con motivo del sunami que asoló la India en la Navidad de 2004, el padre Joseh Narlaly fue el coordinador de toda la ayuda enviada por la Orden y la Familia Trinitaria y director de los proyectos trinitarios en el estado de Tamil Nadu. El padre Narlaly es el primer Ministro General de la Orden trinitaria de procedencia asiática y será un gran animador de las vocaciones trinitarias en la India.

En  declaraciones a trinitarios.net, una fechas antes de comenzar el capítulo general, el padre Narlaly decía: “Mi deseo para el Capitulo General es que se pongan en práctica las decisiones de la Congregación General de México. Que cada Jurisdicción prepare  a sus formadores adecuadamente; a nivel específicamente trinitario se organicen trienalmente dos encuentros, de al menos una semana de duración, uno general, a realizar el primer año después de los capítulos provinciales y otro regional, a realizar el segundo año después de los capítulos provinciales. Serán coordinados, preparados y dirigidos por el Consejero General encargado de la formación. A comenzar a partir del 2007. Los encuentros regionales son: Estados Unidos-Canadá, América Latina; África-Madagascar; Europa; India-Corea. El capítulo debe establecer un año de formación y preparación a la profesión solemne. Esto ayudaría a conocerse mejor, profundizar en la identidad propia, hacer experiencias de apostolado en la línea del carisma  y crecer en una mayor intercomunión. Una formación que debe ser no sólo teórica, sino experiencial-pastoral. El lugar y el responsable del equipo formativo sea elegido por el próximo capítulo general. El coste económico de esta experiencia entraría en el presupuesto de la Curia General”.

“La Orden debe procurar una formación permanente de calidad a nivel no sólo teórico, sino vivencial, por lo que es necesario que el secretariado general de Formación, haga una programación de formación permanente, insistiendo en una formación humana, espiritual, teológica y trinitaria, que sea presentada a cada jurisdicción para que éstas la adapten a su propia realidad”.

           “Es indispensable facilitar la comunicación y el diálogo entre todos los hermanos del mundo entero, cada jurisdicción procurará facilitar a los religiosos tanto en la fase inicial de su formación, como en la fase permanente, el estudio de una de las lenguas del Inglés o español, además de la propia. Esto facilitará nuestros encuentros internacionales y la relación de nuestros religiosos en todos los lugares donde la Orden está presente.

              Esto implica un compromiso muy fuerte de la parte de todas las jurisdicciones y disponer de personal y recursos económicos suficientes.”

El nuevo ministro general de la Orden Trinitaria, padre José Narlaly, entre el miedo y la turbación, agradeció la confianza que los padres capitulares depositaban en él al elegirlo como nuevo Superior General de la Orden, en la línea de sucesión del fundador san Juan de Mata. Por su parte el padre José Hernández, ministro general saliente, mientras recibía un largo y agradecido aplauso, visiblemente emocionado, pidió perdón de sus errores y agradeció a todos los hermanos de la Orden las muestras de fraternidad recibidas de ellos.

 Según ha podido saber trinitarios.net, la sesión de elección de Ministro General comenzaba con un intercambio de opiniones sobre los posibles candidatos, seguida de una hora de oración personal de padres capitulares. De vuelta a la sala capitular, dio comienzo el acto de elección del ministro general con el canto del Veni Creador, seguido del juramento de los padres capitulares de elegir al mas digno. Seguidamente el padre José Hernández, ministro general saliente, hizo entrega del sello de Ministro General y de las constituciones al religioso que en ese momento de la votación ocupaba la presidencia del Capitulo, el religioso mayor de profesión, entre los presentes, Felipe Alonso y Bajo de la provincia de España-Sur, hasta ahora procurador general de la Orden.

En ese momento todos los hermanos capitulares, puestos en pie, tributaron un largo y sentido aplauso al hermano José Hernández, de mas de cinco minutos  de duración. Con mucha emoción contenida, el tranquilo padre José Hernández tomó la palabra para decir que pedía perdón por sus errores, pero agradecía profundamente a todos los hermanos de la Orden que durante estos doce años haya podido encontrar un hermano en cada rincón del mundo, y que en todo había actuado con un profundo amor a la Orden. Pasando a sentarse en la sala como un capitular mas.

Una vez realizadas las votaciones pertinentes resultó elegido Ministro General el hermano Jose Narlaly. A continuación todos los hermanos se encaminaron en procesión a la Iglesia Votiva de la Santísima Trinidad cantando el Te Deum de alabanza. Una vez en la Iglesia el Secretario del Capitulo, padre Arsenio Llamazares dio lectura al nombramiento del Ministro General que fue firmado en el altar por los moderadores, secretario y presidente del Capitulo. El nuevo Ministro General hizo la profesión de fe ante todo el Capítulo y a continuación todos los hermanos pasaron a prestarle obediencia, según manda el ritual del Capitulo.

  Las primeras palabras del padre José Narlaly fueron de turbación, miedo y agradecimiento, especialmente por la confianza que los hermanos han depositado en él, para la que espera estar siempre dispuesto a la escucha y al trabajo por el bien de la Orden.  Subrayó que, “hasta ahora la Orden me ha dado mucho a mi, he recibido mucho; espero en esta encomienda devolver en forma de servicio a los hermanos todo lo que ha recibido de ellos”. Esto lo dijo en inglés, italiano, español y francés.

Esta tarde está previsto un diálogo abierto con el Nuevo Ministro General sobre las que él considera prioridades para la Orden y la formación del nuevo Consejo General, que será elegido el próximo lunes. Mañana y pasado mañana, los capitulares se trasladarán a Ambatondrazaka para la celebración de la fiesta de la Santísima Trinidad en la catedral y celebrar los 100 años de evangelización de esta zona de Madagascar.

(Sacado de la página web de los Trinitarios de España Sur)

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres